Nada menos que treinta años median entre la primera publicación de las pecularires memorias de la escritora Vivian Gornick (1935), Apegos feroces (Fierce Atachemets: A Memoir, 1987), y su traducción en lengua española por parte de la editorial Sexto Piso. Treinta años de espera que finalizaron el pasado 2017, regalando a los lectores una obra inclasificable gracias a la cual muchos han (hemos) descubierto a la escritora neoyorquina.

Apegos feroces se ha convertido en un éxito editorial y en verdad que lo merece. Vivian Gornick nos regala un libro que rebosa humor, que engancha gracias a un estilo limpio y personal, en el que los recuerdos de la escritora se desgranan al tiempo que construye los cimientos de su historia familiar y de la complicada relación con su madre.

Es ella precisamente el hilo conductor de estas memorias. Apegos feroces recoge las memorias de Vivian Gornick y de su madre mientras pasea por las calles de Manhattan junto a ella. Pero, en realidad, el relato es un recorrido no lineal en su camino hacia la madurez, una historia que va desgranando multitud de pequeñas historias y anécdotas que componen el paisaje y educación sentimental de la autora.

Vivian Gornick, autora de 'Apegos feroces'

Los paseos de Vivian y su madre son también la excusa para mostrar dos mujeres de distintas generaciones de las que observamos parecidos y diferencias y, sobre todo, la situación que han ocupado en la sociedad a lo largo de las décadas. Desde el papel de madre abnegada creyente fervorosa en el amor romántico hasta la independiente mujer liberal (una “mujer singular”) que lucha por encontrar su espacio en el mundo.

Las conversaciones de Gornick y su madre traen al presente momentos de un pasado  en los que vamos conociendo las vidas de estas mujeres, las dificultades y errores cometidos con el paso de los años. Pero no se trata de un libro lleno de tensión y reproches ni mucho menos. El tono del libro equilibra humor y nostalgia, dando lugar a un relato que engancha transmitiendo cierta ternura y humor negro.

Apegos feroces es un libro al que merece la pena acercarse, tanto para conocer al personaje-autora Vivian Gornick como para plantearnos nuestras relaciones con nuestras madres y padres.

Imagen: El Cultural.

Ficha bibliográfica
Vivian Gornick, Apegos feroces (traducción de Daniel Ramos Sánchez; prólogo de Jonathan Lethem), Madrid, Sexto Piso, 2017, 195 páginas.