Un anillo de hilo de pescar como metáfora del amor que viven los protagonistas de Perdón (Unnskyld, 2014). Con este particular elemento la escritora noruega Ida Hegazi Høyer (1981) plantea en su tercera novela (que publica Nórdica libros con traducción de Cristina Gómez-Bag­gethun ) una historia sobre la toxicidad de algunos amores, sobre la pasión con la que se viven éstos en la juventud y sobre las mentiras que construyen las relaciones. Un relato que se lee con un nudo en el estómago y que fue merecedor del Premio de Literatura de la Unión Europea en 2015.

Escrita en formato de larga misiva, Perdón plasma las palabras que la joven veinteañera protagonista le dedica a su pareja, Sebastian, rememorando los inicios de su relación y el paulatino desvelamiento de la toxicidad sobre la que está construida la pareja. Un amor que surge a primera vista y que es ciertamente ciego como los amores improvisados. Sin embargo, la carta de la narradora va mostrando ciertas incoherencias en la persona de Sebastian -¿o Daniel?-, un estudiante de filosofía que no parece tener un objetivo claro en la vida, que vive atormentado por un pasado traumático y cuyos planes vitales nunca llega a cumplir.

Perdón es una historia sobre la toxicidad de algunos amores, sobre la pasión con la que se viven éstos en la juventud y sobre las mentiras que construyen las relaciones.

La relación de los personajes de Perdón es como el simbólico anillo hecho con sedal que Sebastian regala a la protagonista. Original, al inicio, pero poco a poco molesto, incluso dañino, el anillo termina por clavarse en la carne e infectar el dedo encadenado. Un doloroso recordatorio que la narrador no se quiere quitar (“No quería destruir tu anillo (…) Era sagrado”), como símbolo de un amor tóxico que es incapaz de abandonar.

Es precisamente esa sacralidad que adquieren algunos amores en relaciones tóxicas la que lleva a la protagonista a un proceso de confusión y dolor, en una relación que lentamente se va desmoronando y pudriendo como la carne que aprisiona el anillo. Y todo envuelto en un estilo descarnado y poético,

Perdón es una novela que, si bien narra una historia mil veces contada, ofrece una mirada poco convencional del tema y lo hace con un estilo casi hipnótico, que no deja indiferente. Una narración del clásico amour fou en la que su protagonista muestra las tripas y el esqueleto de su particular relación amorosa, regida por el engaño, la decepción y una cierta melancolía. Muy recomendable.

Ficha bibliográfica
Ida Hegazi Høyer, Perdón (traducción de Cristina Gómez-Baggethun), Madrid, Nórdica Libros, 2017, 243 páginas.

Ilustración de portada: Federico Delicado.