El poeta, articulista y traductor Jesús Aguado (1961) nació en Madrid pero el azar y la voluntad le han llevado hasta distintas ciudades de la geografía española (Sevilla, Málaga, Barcelona) y a destinos como Benarés, la ciudad sagrada a orillas del río Ganges de la que no ha salido indemne: el poso y la raigambre de su cultura en su experiencia ha motivado la escritura de libros como Benarés, India (Pre-textos), un «lugar para los sentidos más que para el intelecto» –según sus palabras–, traducciones de varias obras relacionadas con la cultura india, o la antología No le hagas preguntas a la tristeza. Antología de poemas de las tribus de la India.

Jesús Aguado lleva varios años interesándose por el legado cultural de sus grupos étnicos. De ese interés nace esta antología, publicada originalmente en 2004 en la colección maRemoto del Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga y reeditada en 2019 con una veintena de nuevos textos por la editorial madrileña especializada en narrativa de viajes La Línea del Horizonte. Se trata de un hermoso volumen en el que el autor brinda la oportunidad de entrar en contacto con una poesía de enorme riqueza e inspiración.

India: tan lejos, tan cerca

Dice Aguado que la India es un país que se resiste a ser pensado. Que siembra señuelos, pistas y señales que luego cambia o calla para evitar ser atrapada en esa obstinada ansia de Occidente por conceptualizarla y atraparla. India sorprende y huye de la mirada llena de ideas preconcebidas. Es exuberante y contradictoria. Inmensa y diversa. Pero, sobre todo, rica en su cultura. En sí engloba más de setecientos grupos étnicos que suman cien millones de personas. Una población heterogénea con un difícil presente en el que debe afrontar un vertiginoso proceso de aculturación.

No le hagas preguntas a la tristeza. Antología de poemas de las tribus de la India reúne poemas de diecisiete de estas tribus con un doble objetivo: compartir una selección de la poesía de estos grupos y acercar al lector occidental este rico legado. Se trata de un volumen de composiciones poéticas que conectan inmediatamente con el lector por su gran universalidad, su frescura y honestidad, y que abordan temas como el amor y el desamor, la muerte, la soledad o el dolor ante la ausencia de los seres queridos.

De los Saora, por ejemplo, Jesús Aguado recoge poemas que conectan con una mirada lírica hacia la necesidad de vivir una existencia plena y feliz afrontando las situaciones que nos trae la vida no tanto con resignación sino con realismo. De esta tribu proviene el poema cuyo verso inicial da título a la antología («No le hagas preguntas a tu tristeza/ porque eso estropeará tu vida./ ¿Por qué te detienes en tu mente?/ ¿Por qué rebuscas en tu memoria?/ No pienses, no recuerdes./ No le hagas preguntas a tu tristeza/ porque eso arruinará tu vida.«) y que resume esa visión entre pragmática y experimentada tribulaciones existenciales. Frente a esta visión deslumbran algunos de los poemas de los Khond, de exuberante hedonismo, que invitan de manera juguetona al baile y al disfrute en una suerte de carpe diem oriental.

LEER >  'Con rabia', de Lorenza Mazzetti

El amor es uno de temas centrales de los poemas de las tribus indias que recopila Aguado. Los textos de los Chhattisgarhi, en este sentido, son sugerentes en su carnalidad, aunque el desamor también está presente en poemas que se duelen de la ausencia del amado.

El mismo tema encontramos en los poemas de los Santal, cuyas voces poéticas cantan a la vida, al amor y observan la pena de la ausencia, en especial la muerte, con poemas como el emocionante «A la muerte de la madre». También son suyos poemas apegados a la tierra y a la vida, de enorme vitalidad, que recogen el enfrentamiento a miedos, dudas y soledad, con protagonistas femeninas que expresan temas con una tímida reivindicación feminista: «Soy una prisionera en este valle/ aplastado por el peso/ de tantos árboles en flor./ Tengo anillos en los dedos/ y pintadas la planta de los pies./ Soy una prisionera encerrada en la casa familiar./«. Un poema que conecta con alguno de la tribu Gond, que plantean de la injusticia de los matrimonios infantiles, con una voz poética que se lamenta de ser obligada a compartir la vida de un hombre siendo una niña.

Son también frecuentes las composiciones sobre el paso del tiempo, como el caso de los textos de los Munda, que tratan desde el amor y la fugacidad de las cosas hasta la mirada de los más desfavorecidos.

No le hagas preguntas a la tristeza. Antología de poemas de las tribus de la India es un sorprendente viaje por el legado cultural de algunos de los cientos de grupos étnicos que componen la compleja sociedad india, un volumen que reúne la esencia de una totalidad desconocida que se construye en Occidente desde el imaginario preestablecido. Trae la antología de Jesús Aguado un conjunto de apéndices entre los que destaca la selección de poemas de una tribu ficticia, los Nila, en «un actor de amor y de reconocimiento a un mundo fascinante» que lo atrapó durante el tiempo que dedicó a estudiarlo. Merece la pena acercarse a este acto de amor que nos propone este hermoso y sugerente viaje.

VV. AA., No le preguntes a la tristeza. Antología de poemas de las tribus de la India (introducción y selección de Jesús Aguado), Madrid, La Línea del Horizonte, 2019, 200 páginas.