Reseñas
Leave a comment

‘Aura’: Carlos Fuentes y el gótico tenebroso

Hay historias fascinantes que ganan aún más si vienen acompañadas por ilustraciones tan sugerentes como el propio texto. Es lo que le sucede a la edición de Libros del Zorro Rojo de Aura, de Carlos Fuentes (1928), en la que la editorial recupera el texto de 1962 del escritor mexicano (en España llevaba más de dos décadas inédito) y lo acompaña del trabajo de la ilustradora chilena Alejandra Acosta. Un tandem que encaja a la perfección y que da a lugar a una hermosa edición con una nueva dimensión visual.

Considerada como una de las obras más redondas de su autor, se trata de una novela de inspiración gótica con elementos de literatura fantástica. La nouvelle relata la historia del joven historiador Felipe Montero, contratado a través de un anuncio en un periódico por la señora Consuelo, para ordene y termine las memorias de su difundo marido, el general Llorente. El sueldo es más que atractivo para el protagonista, y el trabajo sólo tendrá como condición vivir con su enmpleadora hasta que finalice. Entusiasmado ante su buena suerte, Felipe Montero descubre que en la mansión de la señora Consuelo apenas entra la luz y que con ella vive su joven y hermosa sobrina, Aura, que la ayuda con las labores domésticas. Atraído por ella, comienza a sospechar que Aura se encuentra retenida contra su voluntad, decidiendo liberarla de su encierro por los medios que sea. Poco a poco, descubrirá que entre tía y sobrina existe un extraño vínculo y que la relación de dependencia entre ambas sobrepasa cualquier explicación que Felipe podría haber imaginado.

Aura: Carlos Fuentes y la influencia gótica

Aura es un relato que bebe claramente de las influencias góticas. Muchos mimbres con los que está construido remiten a las narraciones del siglo XIX, y muchos de los códigos de éstas se encuentran en el relato de Fuentes.

Una de ellos es el protagonismo de la casa como espacio opresivo e inquitante. La vivienda de la señora Consuelo es una vieja mansión llena de muebles antiguos y atrapada en una tenaz oscuridad, humedad y decadencia que la propia inquilina se obstina en mantener por recuerdo a su difunto marido. En este sentido, el talento de Carlos Fuentes es capaz de dotar de vida a ese espacio mediante una particular atmósfera, que en Aura se esboza desde la oscuridad y la nebolusa, consiguiendo así que, para el lector, las fronteras entre lo real, lo fantástico y lo imaginado sean difusas. El resultado es una novela de ambiente turbio y desasosegante, en el que se puede sentir la asfixia de la humedad y las habitaciones cerradas.

También recuerda a las historias góticas del siglo XIX la lectura de manuscritos, que además sitúan en el mismo nivel de conocimiento de la historia tanto al protagonista como al lector. Un recurso que viene acompañado por la manera de narrar del escritor mexicano, en segunda persona del singular, siendo interpelado constantemente, de alguna manera, por el narrador protagonista (“Lees ese anuncio. (…) Lees y relees el aviso. Parece dirigido a ti, a nadie más.”)

Otro de los elementos más interesantes de Aura es su tratamiento del tema del doble, que se maneja en el doble plano espacio-temporal, y su particular mirada hacia el tema de la bruja, encarnada por la señora Consuelo.

Aura es un exquisito relato gótico que aborda los estragos de la decadencia humana, poseedor de una rica prosa que engulle al lector atrapándolo en su atmósfera fúnebre y tenebrosa. A la capacidad de fascinar del texto de Carlos Fuentes se suma el trabajo de la chilena Alejandra Acosta, que con sus collages en blanco y negro, salpicados con algunas notas de color (el verde de los ojos de Aura o el de las plantas putrefactas), es capaz de potenciar aún más el atractivo de este relato referente en las letras Hispoanoamericanas.

Ficha bibliográfica

Carlos Fuentes, Aura (ilustraciones de Alejandra Acosta; epílogo de María Negroni), Libros del Zorro Rojo, 2017, 72 páginas.

Ilustraciones (c) Alejandra Acosta.

Deja un comentario