Lo primero que pienso cada vez que ruedo una película, es que con ella quiero reflexionar a fondo sobre algo y recuperar la humanidad que la gente tiene por naturaleza.” Así definía el director japonés Yasujiro Ozu (1903-1963) su cine y su manera de afrontar las creación artística.  Un intento de recuperar la humanidad de las personas y explorar sus vidas, junto a una característica y personal estética cinematográfica, que ha hecho que Ozu sea considerado como uno de los más grandes e influyentes realizadores de la historia del cine.

La editorial Gallo Nero ha publicado un volumen que trata de ahondar en la visión artística del director y en los elementos más característicos de su cine y de su personalidad. La poética de lo cotidiano, a cargo del especialista en cine japonés contemporáneo Franco Picollo e Hiromi Yagi, no es un ensayo sobre Yasujiro Ozu y su cine, sino un volumen que reúne una serie de escritos del propio director, así como entrevistas que se le hicieron a lo largo de casi treinta años (desde 1931 hasta 1962), en la que el autor da cuenta de su visión personal sobre el arte de hacer cine.

La selección de estos textos se ha realizado para “dar relieve a los textos que permitirán al lector comprender mejor el cine de Ozu, su personalidad como director de cine y, en última instancia, su humanidad.” Los textos, inéditos hasta ahora en español, ofrecen una mirada desde la primera persona sobre el amor a un oficio, sobre la necesidad de explorar la naturaleza de las relaciones humanas y la capacidad de crear belleza y armonía desde lo cotidiano.

La poética de lo cotidiano se divide en tres partes (“Conversaciones sobre mi oficio”, “Unas palabras sobre mis películas” y “Un arte rico en variedad”) y se acompaña de una sección de notas y filmografía del autor. En sus páginas encontramos a un Ozu consciente del valor de lo artesanal (“un director tiene que tener cierta inspiración artística, no hay duda, pero es fundamental que tenga también la capacidad de un artesano para dirigir con maestría los temas más variopintos. Por otra parte, ser artesano solamente no funciona“), combativo en lo que tiene que ver con las imposiciones estilíticas como las que fuerzan las reglas fijas de la gramática cinematográfica, y racional al entender el cine como intersección entre arte e industria (“el arte del cine, en cualquiera que sea su forma, no puede existir si no se realiza con mentalidad empresarial“).

El volumen publicado por Gallo Nero nos muestra a un artesano con mentalidad empresarial que ama su oficio, que busca ahondar en la naturaleza del ser humano con la propuesta estética más adecuada y al mismo tiempo personal y poética. Como indican en la editorial, el libro ofrece una “perspectiva inédita sobre sus películas, la técnica y la teoría de su oficio, su visión del cine americano de los años treinta y cuarenta, la dicotomía entre ficción y documental“. Muy recomendable para amantes del cine, de la cultura cinematográfica japonesa y del autor Yasujiro Ozu.

Ficha bibliográfica
Yasujiro Ozu, La poética de lo cotidiano. Escritos sobre cine (traducción de Amelia Pérez de Villar; edición de Franco Picollo e Hiromi Yagi), Madrid, Gallo Nero, 2017, 236 páginas.Ilustración: Yoko Nakajima.