La joven japonesa Haru es enviada, tras la muerte de su madre, a una prestigiosa escuela (dojo) donde aprenderá tiro con arco, meditación, taichi y escritura clásica. El proceso no será, sin embargo, fácil para ella. Deberá enfrentarse a sus miedos, sus inseguridades, su deseo de rebelión y, en definitiva, a la complejidad de la vida, que se tornará aún más difícil cuando Haru decida abandonar su escuela.

La escritora argentina Flavia Company (1963) recrea con este argumento la historia de Haru, una joven que personifica el amor por el aprendizaje y los cambios vitales. Es Haru un libro del que la escritora habla con gran entusiasmo en las entrevistas, un libro especial que llega tras una larga trayectoria que incluye una decena de libros, entre los que destacan Saurios en el asfalto, Luz de hielo o La mitad sombría.

La gestación de Haru fue, como confiesa la escritora, larga, abarcando más o menos 4 ó 5 años de su vida. El resultado ha sido una obra cuyo exterior e interior se corresponde con los deseos de la escritora argentina: una edición con cubierta de cartón y hojas con barbas (no guillotinadas) que fue una petición expresa de Company a la editorial La Catedral. “Yo elegí este tipo de papel, este tipo de corte de páginas, porque como la novela defiende hay una manera de hacer las cosas que es con amor, darle a cada cosa el proceso y el tiempo que necesita para que se haga bien hecho. Me parecía que el libro fuera distinto, también una experiencia sensorial, es un libro muy sensual donde hay muchos sonidos, sabores, olores, tacto y me parecía muy importante que eso se transmitiera también desde el propio envase.”

Flavia Company aborda en su narración ciertos aspectos como el respeto a los maestros y la educación. También por la paciencia y la necesidad de asumir los cambios. Pero, sobre todo, la historia de Haru es la de un aprendizaje: el de la vida. El recorrido se centra en el crecimiento físico y emocional de la protagonista, desde que es una adolescente hasta su madurez. La escritora aborda su libro como un punto de conexión con el lector, que puede llegar a cambiar su vida, o, al menos, provocarle una serie de interrogantes y reflexiones: “Estoy convencida que después de leer Haru la gente no puede leer su vida de la misma forma. Cualquier persona que lea Haru se va a entender mejor, se va a perdonar, se va a reconciliar, va a mirar las cosas de un modo distinto, se va a plantear por que no vive la vida que quiere en lugar de vivir la vida que quieren otros, se va a plantear porque vive en el pasado o en el futuro, en lugar de vivir el presente, y es inevitable, porque Haru somos todos. Y cualquiera que lea Haru es Haru”.

Ficha bibliográfica

Flavia Company, Haru, Barcelona, Catedral, 2016, 380 páginas.

La imagen de portada es cortesía de la editorial.