Toda épica conlleva momentos de intimidad. Los grandes héroes se rodean de personas anónimas. Donde hay luz y prestigio también puede haber sombras. La historia de un ciego (Momoku monogatari, 1931) refleja esa dualidad de situaciones a través de la pluma del escritor japonés Junichiro Tanizaki (1886-1965), quien aborda una serie de acontecimientos históricos fijando su punto de vista, en lugar de en sus grandes protagonistas como samuráis, en los personajes tradicionalmente silenciados y olvidados en este tipo de narraciones: las mujeres y los criados.

La historia de un ciego forma parte de una colección de relatos que Tanizaki escribió entre 1931 y 1935. En ella toma la voz su protagonista, Yaichi, un masajista ciego que relata una narración ambientada en la segunda mitad del siglo XVI.

Yaichi está al servicio de la hermosa dama Oichi, mujer de un noble japonés, Asai Nagamasa, por quien profesa una admiración y devoción cercana al enamoramiento. Pero, a diferencia de otras obras de Junichiro Tanizaki en los que se aborda la relación entre ama y criado, dominada habitualmente por el abuso de poder y el masoquismo (por ejemplo, Sobre Shunkin), la relación entre los protagonistas de La historia de un ciego es más distante y menos salvaje. Hay más devoción que sumisión en esta historia y una narración más volcada en recrear el ambiente histórico. En paralelo, Junichiro Tanizaki construye una novela que trata de captar y analizar valores de la Antigüedad japonesa como la lealtad, encarnada en el personaje del anciano masajista.

Junichiro Tanizaki retrata así un periodo histórico, pero prefiere centrarse, más que en las batallas, en las emociones contenidas dentro de los palacios y castillos de los personajes. El escritor japonés opera en el terreno interior de sus personajes, con un estilo contenido y sensorial.

Si bien ya existía en una versión traducida del inglés por la editorial Siruela, la editorial asturiana Satori brinda una nueva y enriquecedora oportunidad de disfrutar el texto de Junichiro Tanizaki a través de una traducción directa del japonés del Aiga Sakamoto y prólogo de Fernando Sánchez Dragó.

Ficha bibliográfica

Junichiro Tanizaki, La historia de un ciego (traducción de Aiga Sakamoto y prólogo de Fernando Sánchez-Dragó), Gijón, Satori, 2016, 176 páginas.

La imagen de portada es cortesía de la editorial Satori.