La publicación de Ficción continua, un conjunto de ensayos, reflexiones y artículos, –muchos de ellos de carácter inédito–, centrados y organizados en torno al fenómeno de la creación literaria, pone de manifiesto que José María Merino (La Coruña, 1941) no es sólo uno de los mejores narradores españoles de la actualidad sino también uno de los pocos que más y mejor han reflexionado acerca de la génesis y construcción de la obra literaria.

Los textos que se ofrecen en este volumen son de diversa índole (artículos, ensayos, conferencias, una especie de decálogo sobre el arte de escribir…) que superan su aparente heterogeneidad ofreciendo un discurso común sobre literatura. Sin la necesidad de abrumar y confundir al lector (sea éste un estudioso del tema o simplemente un aficionado a la lectura) con disquisiciones teóricas o metaliterarias complejas e inútiles, Merino aporta un punto de vista propio y personal sobre la creación literaria, un campo más habitual en las letras anglosajonas que sin embargo en las españolas se reduce a unas pocas rarezas como ésta.

De este modo, lo que podría parecer, a priori, un conjunto heterogéneo y desestructurado de conferencias y estudios entorno al oficio del escritor y al universo creativo es, por el contrario, un libro con una gran voluntad de síntesis que organiza sabiamente las actividades teóricas y críticas del escritor gallego en dos grandes bloques, el primero de ellos centrado en aspectos de carácter general diseminados en artículos que se organizan en torno a cuestiones de tipo teórico, para dar paso a una segunda parte en la cual se conjugan diversas aproximaciones a autores, novelas, cuestiones literarias, etc. contenidas en reseñas, artículos y notas publicadas a lo largo de su carrera como escritor.

La realidad según José María Merino

La primera sección, titulada “Los círculos de la ficción”, ofrece a través de diversos artículos y pequeños ensayos la postura que el autor tiene ante la realidad y derivada de ésta su forma de ver y entender la literatura, trazando de este modo una completa poética sobre su narrativa que se complementa a su vez con una reflexión que carácter más amplio sobre la ficción que es, en definitiva, una manera  –como indica el propio autor–, de leer la realidad.

Asimismo, esta parte plantea otros recorridos literarios a través de la novela y el cuento –género éste último del que Merino hace una apasionada defensa–, sobre las relaciones entre la palabra oral y la escrita, sobre el universo de lo fantástico, los parajes de la ficción, sobre el acto de la lectura y una inevitable visión personal sobre El Quijote, que en este volumen se salda airosamente con un acercamiento ligado a las preocupaciones literarias de José María Merino como son el tema del doble, las fronteras entre realidad o ficción, el sueño, etc.

Didáctica literaria

En la segunda parte de Ficción continua, titulada “De cuentos y novelas”, Merino ilustra con diversos ensayos y reseñas su visión crítica sobre diversos aspectos y obras desde la perspectiva de la intuición y de una indudable sabiduría y exigencia de buen lector, que desplaza al “crítico” para plantear una charla de gran complicidad entre dos lectores, –el propio escritor y el interlocutor que va atravesando los distintos ensayos de los que se compone el libro.

Esta segunda parte se caracteriza por tener un carácter más activo, más apasionado y en el que mejor se puede observar el amplio conocimiento y preocupación del escritor gallego por cuestiones como la creación literaria. Los textos de esta sección, agudos y perspicaces, bucean entre aspectos de ficción pura como son los relacionados con el cuento y la novela, pero desde una perspectiva muy concreta y acotada, sin dar lugar a divagaciones. José María Merino, como buen narrador y cuentista, sabe en sus ensayos de dónde parte y adónde quiere ir, estableciendo en sus textos una clara dirección didáctica muy amena y sin duda sustentada por el quehacer de escritor que sabe de su oficio.

De este modo, en esta sección Merino subraya la importancia de géneros como el cuento literario, del cual desgrana sus diversos matices y variantes como son los relatos mínimos, esas pequeñas fugas literarias del siglo XX, y ofrece agudos análisis como el de la relación del misterio y la realidad en el cuento español, pasando por semblanzas de grandes cuentistas de las letras españolas como Clarín, estudio éste último que nos sugiere un interesante juego de espejos en el que un cuentista ve a otro cuentista y habla sobre él.

Esta segunda parte se completa con necesarios análisis sobre algunos de los más grandes narradores de la literatura, aquéllos que han asentado las bases de la narración literaria y de los que sin duda Merino se siente deudor, como son Goncharov, León Tolstoi, Joseph Conrad, Verne, Hemingway, Benito Pérez Galdós o Miguel Delibes, por citar tan sólo unos nombres. José María Merino propone así un camino enriquecedor y vastísimo a través de textos y autores inabarcables en la variedad de matices de sus obras, determinantes en la nitidez crítica de alguno de estos ensayos que se atreven en algunas ocasiones con cuestiones de gran modernidad como pueda ser el de la “novela-cibernética” –ejemplificada con el artefacto literario de Fernando Arrabal Pateando Paraísos–, el fenómeno de los libros de Harry Potter o la plasmación de las novelas en el cine.

Los ensayos y artículos contenidos en Ficción continua –título evocador y sin duda nada gratuito– ofrecen una sesión doble y continua de reflexiones sobre el oficio del escritor y la creación literaria, un libro sin duda necesario que destaca por la riqueza de sus contenidos. Porque a través de ellos un escritor nos da su visión sobre otros escritores, sobre otras obras, sobre su propia obra y, en definitiva, sobre la literatura.

Ficha bibliográfica

José María Merino, Ficción continua, Barcelona, Seix Barral, 2004.

La fuente de la imagen es la web de Club de lectura de la UNED. La imagen de portada está tomada de esta web.