Por alguna extraña y retorcida razón, los mafiosos gustan. De lejos, claro. Fascina su mundo al margen de la ley, lleno de juramentos, silencios y traiciones. Atrae por lo que tiene de peligroso, por la ruindad de sus personajes y por la obscena acumulación de poder y uso de la violencia. A esto han contribuido sin duda el cine y la televisión, que han forjado la imagen romántica de una estirpe de capos y clanes dentro y fuera de Italia que ha quedado marcada de manera indeleble en el imaginario colectivo.

Íñigo Domínguez va más allá de la propia historia de la mafia y de sus mafiosos y pone la lupa sobre otros actores implicados en sus actividades.

El libro de Íñigo Domínguez, Crónicas de la Mafia (2014), tenía todas las de ganar con este tema. Su autor es periodista, ejerce como corresponsal en la ciudad de Roma para el diario El Correo y para Grupo Vocento desde 2001 y conoce de primera mano la compleja realidad política y social italiana. Su vida en Italia ha dado lugar a un blog y en 2012 inspiró un conjunto de crónicas sobre uno de los aspectos más populares del país trasalpino, la Mafia, que la editorial de los tipos infames Libros del KO ha editado este año. Hablar de la Mafia es un imán para el lector.

Íñigo Domínguez para JotDown

Crónicas de la mafia: disección de un monstruo

Que nadie espere una historia sesuda como la monumental obra de John Dickie Cosa Nostra. Ni falta que hace. Domínguez construye una suerte de relato documentado lleno, sobre todo, de anécdotas, crónicas que explican el origen decimonónico de la organización criminal italiana, y cómo, poco a poco, ésta extendió sus tentáculos sobre todos los estamentos de poder y de la sociedad del país.

El autor sabe que la complejidad del tema se digiere mucho mejor de manera cercana y directa, y así se estructuran los capítulos del libro. La construcción de personajes siniestros como los primeros mafiosos, políticos como Andreotti o Berlusconi, y combatientes de esta lacra como los jueces Giovanni Falcone o Paolo Borsallino es uno de los valores del libro. Para añadir mayor interés, la historia aborda no sólo el escenario italiano, sino también los parientes cercanos afincados en Estados Unidos, donde nombres como Vito Genovese, Al Capone o Lucky Luciano se convirtieron en leyenda por sus actividades delictivas.

Íñigo Domínguez va más allá de la propia historia de la mafia y de sus mafiosos y pone la lupa sobre otros actores implicados en sus actividades, como la Iglesia, incapaz de condenar a la Mafia hasta hace poco y de cuyo seno han salido muchos sacerdotes mafiosos, y fundamentalmente los políticos, enfangados en sus turbias relaciones con los capos de las distintas facciones que controlan el país. En este sentido, el autor deja claro que la Mafia es un negocio muy lucrativo que funciona mejor con la división de territorios que las distintas facciones de la organización criminal se reparten. El negocio es el negocio, y no conviene pisar el de los otros si no se quiere tener un problema.

Por si el libro supiera a poco, Crónicas de la Mafia incluye un amplio listado de películas que han tratado la Mafia, y en la faja de la edición de Libros del KO nos encontramos con una ilustrativa imagen que nos explica el significado de los “mensajes” de la Mafia.

Crónicas de la Mafia - Mensajes de la mafia

Por cierto, pese a que la presentación del libro en Roma estaba prevista realizarse el pasado mes de abril en la sede del Instituto Cervantes de la capital italiana, finalmente el acto se canceló, según argumentó la institución, porque “no encajaba con la programación del centro”. Quizá hubiera podido molestar a alguien. Cosas que pasan.

Referencias

Íñigo Domínguez, Crónicas de la Mafia (prólogo de Enric González), Madrid, Libros del KO, 2013, 431 páginas.

La portada está tomada de la edición de Libros del KO y la imagen de Íñigo Domínguez de una entrevista para la revista Jot Down.