El premio Nobel de literatura japonés Yasunari Kawabata (1899-1972) fue un escritor en cuyas novelas se destila una atmósfera delicada en la que la soledad y el amor son algunos de los temas principales. Obras donde las relaciones con la naturaleza y los individuos componen un fresco sobre el sentir del hombre contemporáneo japonés.

Hoy recordamos a este escritor excepcional recopilando algunas de las frases de Yasunari Kawabata más destacadas. ¿Cuáles son tus favoritas?

“Ninguna palabra puede decir tanto como el silencio.”

“Pero, como le decía, es muy distinto ser modelo de un novelista. Es un sacrificio sin recompensa. – ¡Adoro sacrificarme! Quizás ésa sea la razón de mi vida.”

“Antes, los eruditos sabían chino y escribían una prosa correcta y armoniosa. La gente no habla así. Todos los días aparecen palabras nuevas, simpáticas como esas ratitas. Y, como a esas ratitas, no les importa lo que roen. Las palabras cambian con tanta rapidez que uno experimenta vértigo. Por eso su vida es muy breve, y aunque sobrevivan se vuelven obsoletas…Como las novelas que escribimos.”

“Cuando los fantasmas hablan no hacen otra cosa que quejarse.”