Conocemos muchas cosas sobre Japón: su arte, las estampas de sus ciudades, su cine, sus artistas, manifestaciones de su cultura popular como el manga… Cada año el número de turistas atraídos por este país crece. Los viajeros visitan los lugares más representativos, pero no siempre se tiene contacto con el enorme patrimonio artístico que se encuentra en sus museos. En el país del Sol Naciente hay un total de 5.600, de los que más de una quinta parte son de arte. Muchos de ellos siguen siendo desconocidos para los visitantes de Japón.

Para ayudar a solventar este desconocimiento, The Japan Society, una institución independiente del Reino Unido dedicada a promover las relaciones entre Japón y Reino Unido, ha publicado un útil y precioso libro-guía para amantes del arte que quieran conocer un poco mejor los museos nipones: The art lover’s guide to Japanese museums (La guía de los museos japoneses para amantes del arte, 2014), escrito por la historiadora del arte inglesa Sophie Richard. Se trata de la primera guía de este tipo publicada en inglés en los últimos 30 años y ofrece, de manera sencilla y didáctica, un itinerario por los museos más interesantes del país.

Sophie Richard

La idea de esta guía de museos japoneses nació durante una visita de su autora a Tokio, donde observó que en los museos que visitó no era fácil encontrar información en inglés, haciendo difícil el acercamiento y disfrute de las obras expuestas en estos lugares.

Los museos que recoge Richard en su guía responden a una selección personal y el foco se encuentra en museos de arte. Según Sophie Richard, “este libro aspira a dar vida a sus historias [la de los museos], seducir a los amantes del arte y ofrecer información detallada a viajeros curiosos.” De su visita a más de 100 lugares a nivel nacional resulta este libro que recoge entradas de más de 50 museos y más de 30 referencias de otras colecciones y atracciones locales.

The art lover’s guide to Japanese museums realiza un recorrido ordenado por cinco áreas: Tokio, los alrededores de Tokio, el área de Kioto, la zona Oeste y la zona Este. Cada museo (el volumen incluye tanto galerías públicas como colecciones privadas) se describe sucintamente destacando sus obras más relevantes, incluyendo imágenes a color, información general como horarios, dirección o transporte público para llegar, y recomendaciones sobre qué ver en los alrededores.

The art lover's guide to Japanese museums - interior

La guía recoge museos que transmiten la riqueza cultural del país, donde es tan importante el continente (los edificios, muchos de ellos proyectados por arquitectos japoneses de renombre) como el contenido.

La variedad de los museos es extensa: los hay que tratan el célebre arte del ukiyo-e, otros se dedican al traje y los textiles, otros a la cerámica, otros transmiten la historia de la ciudad de Tokio, el legado de la familia imperial japonesa o de clanes poderosos como el de la familia Tokugawa. Sophie Richard también ofrece pistas de interesantes museos ubicados en los edificios de grandes corporaciones como el de Panasonic o el de la Suntory Company o sorprendentes museos de arte contemporáneo al aire libre.

El arte es una de las manifestaciones más auténticas y vitales de una cultura . En el arte está la historia y la identidad de un pueblo, y a través de él podemos entender y acercarnos mejor a su sociedad. El libro de The Japan Society, dirigido al público anglosajón pero igualmente disfrutable por lectores en lengua inglesa, permite conocer la riqueza cultural y estética de un país fascinante y sorprendente. Muy recomendable.

The art lover's guide to Japanese museums - interior libro

Agradecemos a The Japan Society y al señor Almar Gómez Sato su atención y amabilidad al descubrirnos y ofrecernos  este interesante volumen.

The art lover’s guide to Japanese museums puede adquirirse a través de su página web www.japansociety.org.uk a un precio de 18,99 libras más gastos de envío.

Referencia

Sophie Richard, The art lover’s guide to Japanese museums, London, The Japan Society, 2014, 176 páginas.

Las imágenes son cortesía de The Japan Society y Sophie Richard.