Cuando viajamos en avión cada vez es más habitual encontrar que entre los pasajeros la manera más común de “matar el tiempo” es entretenerse con sus tabletas o iPads viendo películas, escuchando música o jugando a videojuegos. Hay algunos lectores de libros electrónicos y, cada vez menos, de papel. La aerolínea australiana Qantas parece querer plantar cara a estos dispositivos y ha puesto en marcha un servicio de libros en papel que distribuirá de manera gratuita en sus vuelos. La iniciativa se llama “Stories for every journey” y cuenta con el apoyo de la editorial Hachette y la agencia de publicidad Droga5.

Qantas regala libros en sus vuelos

Las portadas han sido diseñadas por el artista Paul Bedford y la colección reúne títulos de suspense, romance e historias de “no-ficción” escritas por autores australianos: James Castrission, Tony Cavanaugh, Sean Fewster, Kimberley Freeman, Lian Hearn, William McInnes, Peter FitzSimons, Jack Marx, Rob Mundle y Roland Perry. El concepto se basa en ofrecer a los viajeros frecuentes de la aerolínea libros cuya lectura coincide, más o menos, con la duración de los diez vuelos más populares de la compañía aérea australiana (Sidney-Dubai, Melbourne-Londres o Perth-Singapur, entre otros).

Hace más de 20 años en España también se pensó en una idea similar. La compañía aérea Iberia puso en marcha la colección “Libro de a bordo” con una serie de diez títulos de autores españoles, que distribuyó entre los pasajeros (de aquel entonces) de gran clase, primera clase y preferente, con el fin de fomentar la lectura durante sus vuelos transoceánicos. Algunos de los autores fueron Juan Benet, Francisco Ayala o Rafael Sánchez Ferlosio y la dirección artística, maqueta y cubierta estuvieron a cargo del diseñador Enric Satué. Eran otros tiempos.

Vía Adweek. Las imágenes son de Qantas.