Un local de más de 500 metros cuadrados, 2 kilómetros lineales de estanterías y un gigantesco lienzo pintado por el ilustrador Enrique Corominas. Ésta es la carta de presentación de la renovada librería Gigamesh, que abrió el pasado 28 de marzo su nueva sede en el número 8 de la calle Bailèn de Barcelona.

Con la fusión de sus dos locales, Gigamesh se ha convertido en la librería dedicada al género de ciencia-ficción más grande de Europa, título que hasta hace poco ostentaba la Forbidden Planet de Londres. En ella no sólo convivirán novedades, libros de segunda mano y gangas, sino también uno de los productos estrella de Gigamesh, los juegos de mesa.

Su propietario y actual editor de Gigamesh Ediciones, Alejo Cuervo, ha aprovechado la inauguración de la nueva librería para presentar una plataforma de descarga de libros electrónicos sin DRM (gestión de derechos digitales), “Lektu“. El objetivo, según sus creadores, es servir de puente entre editoriales y lectores. La plataforma estará activa a partir del 15 de abril, pocos días antes de la celebración del Día del Libro.

Vía El Mundo | La Vanguardia