Si conoces a la escritora japonesa Natsuo Kirino (pesudónimo de Mariko Hashioka, 1951) por sus novela traducidas al español Out y Grotesco, es posible que la relaciones con el género negro o de misterio. Yo también lo hacía hasta que leí Crónicas de una diosa (2013), una novela totalmente opuesta a sus registros anteriores.

Crónicas de una diosa es una historia que compone una cosmogonía japonesa, un sorprendente ejercicio que evoca la visión del mundo desde la mitología y la leyenda. En ella, la protagonista, Namina, relata su vida desde su infancia hasta su muerte con dieciséis años, tras la cual comienza a servir a la diosa del inframundo, Izanami.

El mundo que recrea Natsuo Kirino en esta peculiar novela tiene su epicentro en la Isla de las Serpientes Marinas (“una isla con forma de lágrima“), en la que Namina y su hermana mayor Kamikuu son elegidas como sucesoras de la sacerdotisa de la isla y de la sacerdotisa de los muertos, según marcan las tradiciones de su sociedad. Tras romper las leyes de la isla manteniendo relaciones con un joven y teniendo una hija prohibida, Namina tratará de escapar de su destino huyendo en barca, pero finalmente muere a manos de su amante, yendo a parar al inframundo y convirtiéndose en sirviente de la diosa Izanami, de la que narrará su historia.

Con un planteamiento de corte mitológico-fantastico Natsuo Kirino soprende a sus lectores acostumbrados a su vertiente más cruel y negra con una historia de opuestos, de pasiones humanas, leyendas y venganzas. Son muchos los temas habituales de la autora que subyacen en la historia: mujeres sometidas por los dictados de la sociedad que luchan por romper las barreras, el amor apasionado que roza la locura, el odio y la rabia como motor vital, la traición, la muerte… Sin embargo, tras una primera parte en la que se esboza la vida de la narradora protagonista con pulso firme, la historia pierde fuelle y avanza con dificultad en la segunda sección, en la que se recrea el pasado de los dioses de la creación, Izanami e Izanaki. Pese a ello, gustará a fanáticos de la mitología.

Referencias

Natsuo Kirino, Crónicas de una diosa (traducción de Yasuko Togo), Barcelona, Duomo Ediciones, 2013, 216 páginas.

La imagen de portada es cortesía de Duomo Ediciones.