Mijaíl Bulgákov (1891-1940) es uno de esos escritores que han resurgido del olvido gracias a la recuperación de su obra con buenas traducciones y mejores ediciones. Un acto de justicia para con un autor que hubo de sufrir en vida la represión estalinista, el ostracismo y la lucha infructuosa por publicar una obra que los lectores del futuro reconocen como brillante, sobre todo por su magna y fascinante obra El maestro y Margarita.

Leyendo a Bulgákov no es difícil entender porqué se trataba de un escritor incómodo para el régimen soviético. Su prosa es clara y directa, pero sobre todo satírica, en la que se presenta de manera humorística aunque descarnada todas las miserias y aspectos ridículos y oscuros de la política y sociedad de su época. Los relatos incluidos en Salmo y otros cuentos inéditos, publicados por Nevsky Prospects con traducción de Raquel Marqués García, son una muestra de ese estilo que caracterizó al narrador ruso y de esa denuncia sutil de los personajes y situaciones que minaban la Rusia en que le tocó vivir.

Mijail BulgakovSalmo y otros cuentos inéditos se compone de nueve relatos publicados en diversos diarios entre 1923 y 1926, en los que encontramos un fresco de la sociedad rusa de principios de siglo en la ciudad de Moscú. Se trata de una sociedad que el régimen comunista no quería ver retratada: la Rusia de Bulgákov está llena de pícaros, de aristócratas que buscan engañar a la policía para que no le obliguen a alojar en su casa al proletariado, de borrachos, de burócratas cobardes o príncipes capaces de quemar su palacio con tal de que no quede en manos del pueblo. Son personajes que sobreviven como pueden en un mundo convulso y siniestro, atemorizado por la vigilancia política y policial y siempre en busca de ese “algo” que dé sentido a sus vidas.

Mijaíl Bulgákov se adueña de la sátira y compone un ácido y pesimista juego de relatos que van desde la melancólica historia de amor de “Salmo” hasta el violento desenlace de “El fuego de Jan”. Su retrato de la sociedad rusa se cimienta en la base teatral del autor, que se demuestra en relatos dominados por larguísimos diálogos que moldean tanto a los personajes como la historia. Salmo y otros cuentos inéditos es un libro perfecto para adentrarse en esa Rusia de principios de siglo XX y, sobre todo, para dejarse atrapar por el talento de un escritor que nos regaló ese monumento llamado El maestro y Margarita. Los relatos de este volumen no están a su altura, pero casi.

Referencias

Mijaíl Bulgákov, Salmo y otros cuentos inéditos (traducción de Raquel Marqués García y prólogo de Jesús Palacios), Sevilla, 2011, 154 páginas. 

La imagen de portada es cortesía de la editorial Nevsky Prospects y su autor es Konstantín Rodko (Invierno en Rusia, 1990). La foto de Mijaíl Bulgákov está tomada de la web de Wikimedia Commons.