Hace apenas un mes nacía Chidori Books, una editorial valenciana especializada en literatura y temática japonesas que apuesta por la edición digital. Detrás del proyecto se encuentra Margarita Adobes, una licenciada en historia que siempre tuvo claro que quería dedicarse profesionalmente a los libros. “Estuve trabajando varios años en bibliotecas, hasta que llegó el momento en que me planteé emprender y, puestos a hacerlo, qué mejor manera que fuera en algo que realmente me apasiona.

Esa pasión no es otra que la cultura japonesa, que acompaña a la editora desde hace años. “Desde que tengo uso de razón me recuerdo con un libro entre las manos. Y, por otra parte, pertenezco a la generación que pasó su adolescencia empapándose de series como Bola de Dragón y Dr. Slump, así que el anime fue uno de mis primeros contactos con la cultura japonesa. Luego, con el tiempo, supongo que me pasó como a muchas otras personas de mi edad: vas ampliando y profundizando conocimientos, descubres que hay mucho más detrás del manga-anime, y acabas por encontrar una pasión que crece día a día y que es una fuente inagotable de satisfacción.

Margarita Adobes - Chidori Books

Chidori Books: una apuesta de futuro

La llegada de Margarita Adobes al mundo editorial “después de un largo rodeo”, se planteó como un reto a pesar de los riesgos que conllevaba: “Por supuesto que da vértigo embarcarse en un proyecto como éste, pero no sólo por las características del sector, ya que cualquier proyecto emprendedor es un riesgo. Sin embargo, al mismo tiempo, también representa una apuesta por el futuro.” Tras un largo periodo de reflexión los libros y Japón “mutaron” de pasión a oportunidad. Así nació Chidori Books, de la que es cara visible pero cuyo equipo lo forman una quincena de profesionales entre traductores, ilustradores, maquetadores y diseñadores.

El significado de Chidori 

Cuando le preguntamos acerca del nombre de su editorial, Margarita Adobes nos descubre un significado que mezcla lo simbólico, lo estético y lo popular: “El nombre de la editorial lo elegí porque el chidori o, lo que es lo mismo, el chorlito, además de ser el emblema de Ponto-chō, distrito de Kioto muy conocido por sus geishas, es un motivo tremendamente popular en Japón.” La fascinación por estas aves se puede encontrar en la red social Pinterest donde Margarita colecciona chorlitos.

Chidori - chorlitos

A la cuestión sobre lo más sencillo y complejo de lanzar una editorial, Margarita desvela un largo proceso en el que casi nada ha sido sencillo. “Ahora, con la publicación de los primeros títulos de Chidori Books, cristaliza un largo proceso que comenzó hace unos dos años y que en algunos momentos llegué a pensar que no llegaría a cuajar. Quizá, entre las mayores dificultades esté la cuestión económica, pues el esfuerzo ha sido (y es) ímprobo.” Ese esfuerzo, finalmente, logró crear un proyecto con una línea editorial muy concreta: “Queremos esforzarnos por traer obras interesantes que sean del gusto de un amplio abanico de lectores. Por eso pensamos publicar no sólo grandes clásicos, sino también autores contemporáneos. Además, nos gustaría que abundaran en nuestro catálogo los autores desconocidos e inéditos.”

Chidori Books ha inaugurado su catálogo con dos clásicos, Sōseki y Mori Ōgai, y acaba de publicarse la obra de un autor menos popular en España, El limón, de Kajii Motojirō. Pero las novedades no se acaban este año. “Estamos trabajando en varios títulos. De lo que está por llegar en breve, puedo hablar de una edición de El cuento del cortador de bambú, que algunos conocerán más como la historia de la princesa Kaguya; y tampoco falta mucho para que tengamos preparado un cuento de Miyazawa Kenji, Kai-no-Hi.”

Chidori Books y la ilustración

En la confección de ese catálogo el diseño de portadas tiene mucha importancia para la editorial, que ha contado con la colaboración del ilustrador David González. “Evidentemente, la carta de presentación de cualquier libro es su cubierta, por eso es tan importante mimar la impresión que quiere darse de él -señala Margarita.- Entré en contacto con David gracias a una amistad común. Fue una buena amiga, Anna Miró, que ya había colaborado con él en otros proyectos y que también ha contribuido con su granito de arena en Chidori Books, quien me dio a conocer por primera vez sus obras. Desde el primer momento, me encantó su estilo. Además, David tiene una sensibilidad especial para captar la esencia de la obra y de los personajes, como bien podréis apreciar en nuestras portadas y en las ilustraciones de Kai-no-Hi.

Afortunadamente en España se están publicando cada vez más autores japoneses, tanto clásicos como contemporáneos, pero la editora no quiere desvelar el nombre de autores que no están aún traducidos y cuyo olvido” le parece imperdonable. “Me pones en un compromiso porque no quiero revelar nada antes de hora… pero sí que puedo decir que hay varios escritores imprescindibles en mi lista.” En cuanto a sus autores japoneses y occidentales favoritos, la editora valenciana se decanta por un “clásico de clásicos”: Murasaki Shikibu. “Por lo que respecta a escritores occidentales, entre los clásicos me gusta mucho Jane Austen. Y, como autores más contemporáneos, podría citar a Carsten Jensen (me fascinó Nosotros, los ahogados, una novela muy recomendable, a mi parecer).”

Cuando le preguntamos sobre el papel que juegan iniciativas como el año Dual España-Japón como difusoras de la cultura japonesa, Margarita Adobes reconoce su importancia crucial. “Sin lugar a dudas, conmemoraciones de efemérides tan señaladas como ésta contribuyen a que se organicen multitud de eventos, fundamentales para la difusión de la cultura japonesa. Afortunadamente contamos periódicamente con ferias, festivales, ciclos de cine y congresos, por ejemplo, que ya están muy institucionalizados, y cada vez son más las actividades culturales que tienen a Japón como protagonista, pese a lo cual, no obstante, todavía se aprecia cierta escasez, salvo los casos citados y alguna otra excepción. Confío en que la tendencia vaya cambiando, porque todavía nos falta mucho camino por recorrer, y creo que toda difusión de la cultura japonesa que se haga es poca.

Las imágenes son cortesía de Margarita Adobes. Más información sobre Chidori Books en su página web.