La vejez no es un tema que seduzca. Parece que hay algo incómodo en ese momento vital al que todos tendremos que llegar, y que la sociedad de los medios de comunicación, la tecnología y el culto a la juventud elimina como si no existiera cerrando los ojos y tapándose los oídos, como los niños. Los viejos no interesan. Tampoco la degradación física y mental que llega con los años. Así lo cuenta el dibujante e ilustrador Paco Roca (Valencia, 1969) a propósito de la génesis de su maravilloso cómic Arrugas (2007): elaborando una ilustración para un cartel publicitario, le pidieron que borrara a una pareja de ancianos que se encontraba entre un grupo de gente por “antiestéticos”. Esta realidad social, junto a la “necesidad de comprender a sus padres y de comprender una etapa de la vida, la vejez, a la que la sociedad tiene bastante fobia“, es lo que movió al dibujante valenciano a crear uno de los cómics más célebres e influyentes de la reciente historia del cómic español.

Reconocido con el Premio Nacional del Cómic en 2008, Arrugas narra la historia de Emilio, un anciano con síntomas de Alzheimer al que sus hijos dejan en una residencia incapaces de hacer frente a sus “despistes”. Allí conocerá a Miguel, su compañero de habitación, y a un grupo de ancianos cada uno con unas características particulares: Juan, un antiguo locutor de radio que ahora sólo repite lo que oye, la señora Sol, siempre en busca de un teléfono para llamar a su familia, o Antonia, que guarda todo tipo de cosas para dárselas a su nieto cuando la visita. En la historia  no sucede nada más allá de las rutinas y costumbres de la residencia, aunque la acción se sustenta fundamentalmente en la relación de amistad entre los dos protagonistas y en el lento proceso de la enfermedad de Emilio. 

Para quienes quieran acercarse a Arrugas, la editorial Astiberri acaba de publicar una edición especial del libro con 76 páginas extra de material gráfico y textos que profundizan en varios aspectos de la obra, ofreciendo así una visión más completa de uno de los textos más influyentes del panorama del cómic español. Así, el profesor Juan Manuel Díaz de Guereñu, en el texto “Relectura de Arrugas”, pone de manifiesto la base literaria de la pareja protagonista: “el viajero o peregrino y el guía que lo conduce en su itinerario de descubrimiento”, y que nos trae el inmediato recuerdo de Dante y Virgilio y de la pareja literaria por excelencia, Don Quijote y Sancho. El volumen también incluye material gráfico en el que Paco Roca explica el proceso de creación de la historia y el de la adaptación cinematográfica del libro en 2011, así como la ceremonia de los Goya de 2012 en la que la película se llevó dos premios.

Arrugas, de Paco Roca

Arrugas es un relato sobre la vejez y la enfermedad, pero también sobre la amistad. Paco Roca retrata con humor esa vida estancada en los recuerdos y plagada de achaques, y es capaz de construir un emocionante relato sobre esos individuos a los que la sociedad encierra en residencias y de los que no quiere saber ni siquiera en ilustraciones publicitarias. También relata con ternura el proceso de la enfermedad de Alzheimer, del mismo modo que el recomendable documental que la Fundación Pasqual Maragall hiciera en 2010 sobre el político catalán, también aquejado de Alzheimer, en Bicicleta, Cuchara, Manzana (Bicicleta, Cullera, Poma).

Ficha bibliográfica

Paco Roca, Arrugas, Bilbao, Astiberri, 2013.

La imagen tiene (c) de Paco Roca y la he tomado de su pagina web.