Recientemente un grupo de 900 escritores publicó en el diario The New York Times una carta en la que pedían a Amazon que dejara de impedir la venta de sus obras o el bloqueo de precios a causa de la disputa que el gigante de Internet mantiene con la editorial Hachette.

El conflicto tiene su origen varios meses atrás. Las dos multinacionales (tanto Hachette como Amazon son dos pesos pesados de la comercialización de productos culturales como los libros) están enfrentadas por el precio del libro y el coste del descuentos que se ofrece al consumidor, así como por las condiciones que Amazon quiere imponer a editoriales y autores por la venta de sus libros en su plataforma.

En medio de esta lucha de titanes han surgido las voces de escritores como Stephen King, John Grisham o Paul Auster, que acusan a Amazon de boicotear a Hachette anulando descuentos, retrasando los pedidos, eliminando la venta por adelantado o sugiriendo la compra de otros libros a los clientes para dañar a la editorial. Los escritores también argumentan en la carta firmada junto con otros cientos de colegas que “ningún vendedor de libros puede bloquear su venta o prevenir o desalentar al público de que pidan los libros que desean. No es justo que Amazon excluya a un grupo de autores para una venganza selectiva“. Muchos de los autores firmantes ni siquiera están ligados con la editorial Hachette, lo cual demuestra que la situación es de una gravedad considerable.

No obstante, aún no se conoce cuáles son las condiciones impuestas por Amazon ni por qué Hachette se niega a aceptarlas. Lo único seguro es que la guerra por la venta online de libros continúa.

Vía El País | Imagen: melenita2012