Reseñas
comments 2

‘The Walking Dead. Apocalipsis zombi ya’ (Errata Naturae)

Apocalipsis zombi

Zombis en cómics. Zombis en series. Y, ahora, zombis en libros. Y no de cualquier manera. Analizados desde múltiples puntos de vista y desde diversas corrientes filosóficas. Nada menos. La editorial Errata Naturae se encarga de la selección y edición de un más que recomendable volumen sobre los monstruos sin conciencia que vagan en busca de un pedazo de carne que llevarse a la boca. El resultado: The Walking Dead. Apocalipsis zombi ya.

Resulta curioso y estimulante enfrentarse a un puñado de artículos y relatos firmados por profesores, filósofos y eruditos en los que se bucea sin complejos en las profundidades del universo zombi. Con un título que, como apunta Andrés Ibañez en su artículo publicado en ABC, parece exigir el derecho a tener ese apocalipsis zombi que tanto deseamos y que sólo podemos observar desde la lejanía de las páginas de los cómics y de las pantallas del ordenador o del televisor. The Walking Dead. Apocalipsis zombi ya es un conjunto de reflexiones que puede interesar no sólo a los fanáticos del cómic y de la serie, sino también a aquellos que quieran acercarse sin prejuicios a un fenómeno del que, cuanto menos, merece la pena entender el porqué de su fascinación a tantos.

Como ya hiciera con otras series de gran popularidad como Juego de Tronos, The Wire o Los Soprano, Errata Naturae nos regala un libro de lo más entretenido en el que el cómic de Kirkman y la serie la AMC son sólo una excusa para ahondar en otros temas más complejos. Más de uno se preguntará qué complejidad puede encontrarse en criaturas como los zombis, seres bastante monótonos y sin (aparentemente) el encanto de otros monstruos de la imaginación como los vampiros. Y cómo puede dar juego un tema tan limitado como el de los “caminantes”. Pues lo da. Y mucho.

Lee el resto de la reseña en la revista digital Ojos de papel.

Ficha bibliográfica

VV. AA., The Walking Dead. Apocalipsis zombi ya (il. David Sánchez), Madrid, Errata Naturae, 2012, 268 páginas.

La imagen la he extraído de la web de Errata Naturae.

2 Comments

    • Ana Matellanes says

      Gracias por el comentario, Eduar. El libro merece la pena 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *