Reseñas
Leave a comment

Enrique Vila-Matas y ‘El día señalado’

Enrique-Vila-Matas-El-dia-senalado

A los diez años de edad Isabelle Dumarchey conoce cómo será el día de su muerte. Se lo cuenta una gitana, que le pronostica que morirá sedienta, de pie, bailando y en un día lluvioso. El fatal augurio hace mella en ella, y, con cada año que transcurre, los detalles de cómo será esa muerte van aumentado y haciendo que la visión sea más nítida.

En El día señalado, relato que ha publicado Nórdica Libros con ilustraciones de Anuska Allepuz, el escritor catalán Enrique Vila-Matas (1948) nos presenta una historia de destino y fatalidad que ya ha abordado en otras ocasiones. La primera versión, titulada “La danza de la vida”, data de 1982 y se incluyó en el volumen Nunca voy al cine publicado por Laertes. La penúltima, de 2007, formó parte de libro Exploradores del abismo que se publicó en Anagrama. Un relato reescrito y “mejorado” del que el escritor ha dicho: “La idea es repetir mejorándolo. Como una historia de tradición en contraposición de la idea de novedad, porque, al final, todo lo que se vende como nuevo siempre viene de algo más.

 

Desde el comienzo de su relato, Enrique Vila-Matas enfrenta a su protagonista con la muerte. Una muerte narrada y, año a año, ampliada, dotada de detalles y giros que Isabelle Dumarchey conjura cada año, tratando de escapar de ella. En la historia, el escritor catalán nos sitúa ante la pregunta de si podemos escapar del destino, una cuestión que la protagonista de El día señalado decide abordar tras años escapando al miedo.

El cuento sigue la trayectoria de otras obras en las que un personaje se encuentra en un escenario y situación difícil y cambia de espacio para mejorar. Es lo que hace Isabelle para escapar de ese augurio que pronostica el final de su vida dejando Europa y yendo a México a trabajar, pero, como sucede con el destino, parece que las circunstancias vuelven a repetirse para perseguir a la protagonista.

Ese ser marionetas del destino es lo que parece haber inspirado a la ilustradora Anuska Allepuz para dar vida a su trabajo, poniendo imágenes de manera elegante y delicada a un relato que mejora, como la historia de la muerte de Isabelle, año tras año. La de Anuska Allepuz no es la primera colaboración de la artista con el escritor Enrique Vila-Matas, ya que también ilustró en 2013 el libro infantil Niña.

El día señalado es un relato que se bebe de un trago gracias a una narración que recorre inexorable la vida de su protagonista hacia ese fin pronosticado. Se trata de una edición que se disfruta el doble con las ilustraciones de Allepuz, que amplían el alcance seductor de la literatura de Enrique Vila-Matas. Breve, intenso, necesario.

 

Referencias

Enrique Vila-Matas, El día señalado (ilustraciones de Anuska Allepuz), Madrid, Nórdica Libros, 2015, 76 páginas.

Las imágenes son de Anuska Allepuz y son cortesía de la editorial Nórdica Libros.

Deja un comentario