Literatura japonesa, Otras páginas
comments 7

9 recomendaciones para fans de los samuráis

Samurais

Los samuráis fueron una elite militar que gobernó al servicio de un señor o shogun Japón durante siglos. Su origen se encuentra en el siglo X, y muy pronto se establecieron una serie de normas o códigos de conducta que definían su identidad como guerrero. Su desaparación como clase social se produjo a finales del siglo XIX, cuando el emperador Meiji abolió el viejo sistema social y político japoneses, suprimiendo con sus medidas aperturistas la clase de los samuráis.

El samurái es, sin duda, una de las figuras que más fascinación ha ejercido durante décadas entre los amantes y aficionados a la historia y cultura japonesas. Si eres uno de ellos, es posible que conozcas muchas de las obras y novelas relacionadas con el mundo de estos guerreros, pero en Koratai no hemos querido dejar pasar la oportunidad de plantear un (incompleto) recorrido por algunas recomendaciones literarias para fans de los samuráis. Como siempre, cualquier sugerencia para completar esta lista es bienvenida en la sección de comentarios.

Algunas novelas y tratados sobre los samuráis

1. El libro de los cinco anillos. Miyamoto Musashi 

 

Miyamoto Musashi (1582-1645) fue un samurái, maestro de esgrima, pintor y calígrafo que escribió un célebre tratado, El libro de los cinco anillos (Go rin no sho), considerado como el principal texto dedicado a la “vía del guerrero”. Se trata de un libro que apasionará a los aficionados a las artes marciales, ya que en él Miyamoto Musashi ofrece pautas para alcanzar el perfeccionamiento y la disciplina interior. Es un clásico de la “vía del Código y las Artes Marciales”, y hoy en día todavía sigue siendo considerado como el texto referente para conocer su mundo.

Su figura ha tenido tantan trascendencia que el escritor Eiji Yoshikawa decidió crear una novela por entregas en 1935 en el diario Asashi Shimbun titulada Musashi.

2. Hagakure. El camino del samurái. Yamamoto Tsenetomo

 

Junto a Miyamoto Musashi, Yamamoto Tsenetomo (1659-1719) es otro samurái real que plasmó por escribo la vía del guerrero con el fin de que otros guerreros pudieran beneficiarse de ellas. Hagakure. El camino del samurái es un tratado en el que el lector se encuentra con un conjunto de ideales que un buen samurái debía seguir, describiendo por primera vez el bushido o código guerrero de los samuráis.

3. El samurái barbudo. Koda Rohan

 

Kōda Rohan (1867-1947) fue un escritor del periodo Meiji que, al contrario de muchos contemporáneos, decidió buscar en su obra no tanto la modernidad imperante, sino aquellas señas de identidad de la cultura japonesa ancladas en la tradición. Uno de sus relatos más célebres es El samurái barbudo (1896), donde da cuenta de la batalla histórica de Nagashimo (1575) entre el todopoderoso clan Takeda y la alianza de los clanes Oda y Tokugawa. Rohan da protagonismo a esa estirpe de valerosos samuráis a la que él mismo pertenecía y destaca su código y manera de enfrentarse a la vida. El relato nos presenta a varios personajes históricos y de ficción en los momentos de los preparativos para la batalla. El samurái barbudo plantea así un retrato de varios samuráis para los que el honor, la lealtad, la amistad o la búsqueda de la inmortalidad son valores que definen su carácter, una épica reivindicación de un pasado gloriso narrada con sobriedad lírica.

4. La familia Abe y otros relatos históricos. Mori Ogai

 

En 1912 el general Nogi, gran amigo del escritor Mori Ogai (1868-1922), cometió un sucidio ritual como acto de devoción y lealtad al emperador Meiji, quien había fallecido recientemente. La noticia supuso para Mori Ōgai una sacudida personal y literaria, desencadenando que cuestionara el significado de muchas de las tradiciones japonesas como aquélla, proveniente del mundo de los samuráis. El resultado fue un volumen de relatos tituado La familia Abe y otros relatos, que escribió entre 1912 y 1913. Incluye narraciones de corte histórico y gran precisión de detalles ambientadas en el mundo de los samuráis del siglo XVI. Conceptos como el honor, el suicidio o la lealtad son recurrentes en las historias, pero el escritor japonés plantea un prisma en el que el lector también cuestiona su significado.

5. Fūrinkazan. La epopeya del clan Takeda. Yasushi Inoue

 

Takeda Shingen fue uno de los señores de los clanes más importantes de la historia japonesa, el clan Takeda. Su ascensión y caída fueron el argumento de una de las novelas históricas más destacadas del escritor Yasushi Inoue (1907-1991), Fūrinkazan. La epopeya del clan Takeda (Fūrinkazan, 1953), pero, en lugar de centrarse en la figura histórica, decidió dar protagonismo a uno de sus generales, Kansuke Yamamoto, un ronin tuerto y cojo que logró convertirse en uno de los estrategas más valorados por Takeda.

Fūrinkazan. La epopeya del clan Takeda es una entretenidísima novela de trama histórica narrada de manera vibrante, una epopeya que mezcla inteligencia militar, fieles (y fieros) samuráis y un triángulo amoroso con mujeres con mucha personalidad.

6. El cantar de Heike. Eiji Yoshikawa

 

Eiji Yoshikawa (1892-1962), uno de los autores de novela histórica más importantes de Japón, dedicó 15 años de su vida a la escritura de El cantar de Heike, la versión moderna e ilustrada del clásico medieval del siglo XIII Heike Monogatariuna época en la que se forjaron los grandes héroes de la nación japonesa: los últimos años del siglo XII. El resultado fue una amplia novela publicada por entregas entre 1950 y 1957 en el Asahi Weekly, alcanzando desde el inicio una enorme popularidad.

La obra de Yoshikawa es un referente para los lectores de novela histórica y de samuráis ya que sumerge al lector en el Japón medieval y relata el enfrentamiento entre el clan de los Heike y los Genji, de la que Yoshikawa Eiji relata su ascenso y trágico final.

7. La katana del lamento. Fubo Hayashi

 

Dentro de la literatura popular Fubo Hayashi (pseudónimo de Kaitaro Hasegawa (1900-1935)) es uno de los autores más leídos gracias a la creación del personaje de Tange Sazen. Sus aventuras se plasmaron en una serie de novelas publicadas por entregas entre 1927 y 1928 en el diario Osaka Mainichi Shinbun, seduciendo a millones de lectores japoneses de varias generaciones fascinados sus historias de “katana y espada” llenas de misterio, luchas y muchas dosis de acción. El personaje de Tange Sazen da una vuelta a los tradicionales estereotipos de los samuráis, caracterizados por el honor y la entrega. El samurái de Fubo Hayashi es, de hecho, la antítesis del samuráis: pendenciero, amoral, sarcástico y, por si fuera poco, tuerto y manco. Su influencia fue tal que trascendió la narrativa: sus aventuras han sido llevadas al cine, la televisión y el cómic.

8. El samurái. Shusaku Endo

 

El escritor Shusaku Endo publicó en 1980 una historia histórica que narra el viaje de Hasekura Tsunenaga al mando de la segunda embajada japonesa a Europa (1613-1620) en busca de relaciones comerciales a cambio de que los misioneros occidentales fueran autorizados a predicar su fe en Japón. Con El samurái Shusaku Endo creó una de las novelas históricas japonesas más populares del siglo XX, al mismo tiempo que ofrece su visión sobre la exploración de la fe, a ambición y la lealtad.

9. El gran espejo del amor entre hombres. Ihara Saikaku

 

Despedimos este (incompleto) recorrido con un volumen de relatos de samuráis de lo más atípico. Se trata de El gran espejo del amor entre hombres. Historias de samuráis (Nanshoku okagami),  compuesto por veinte relatos del que es considerado como uno de los grandes narradores de la época Edo (siglo XVII), de Ihara Saikaku (1642-1693). En este compendio de relatos, publicado por la editorial Satori, el protagonista es el amor masculino entre samuráis, narrado desde múltiples puntos de vista pero siempre haciendo hincapié en la fortaleza de los sentimientos, el honor, la fidelidad y en historias en las que los amantes deben enfrentarse a obstáculos para demostrar la fuerza de ese amor. Y es que en el Japón antiguo y premoderno la homosexualidad masculina fue, como en la antigua Grecia, un tipo de relación que, lejos de ser tabú, era respetada, sobre todo en las clases nobles como la de los samuráis. Un texto curioso que ofrece una dimensión desconocida del mundo de los samuráis.

¿Cuál es tu aportación a esta lista? ¡Déjanos un comentario!

7 Comments

  1. JL says

    Yo voy a recomendar el libro “El guerrero a la sombra del cerezo” de David B. Gil. Os dejo la reseña que publiqué en mi blog y estoy seguro de que si lo leéis vais a disfrutar.

  2. Miguel says

    Mi recomendación es “47 RONIN” de Tamenaga Shunsui. Y a la espera del segundo volumen de “El cantar de Heike”.

  3. NORMA URQUIZA says

    MUY INTERESANTE,PARA REELER VARIAS VECES,SOY UNA APASIONADA DE LA CULTURA JAPONESA . PUDE VIAJAR A JAPON Y QUEDE SUBYUGADA POR ESE PAIS Y SI HUBIESE TENIDO 30 AÑOS MENOS ME HUBIESE QUEDADO A VIVIR. DOMO ARIGATOU!!!!!!!

  4. C.Arcediano says

    Comentan por ahí los samuráis de Ako.
    Añadiría “bushido”, de Inazio Nitobe, en el que quería mostrar el código del guerrero a los occidentales, y el libro del té, de Kakuzo Okamura, donde habla de la ceremonia del té, la filosofía que la rodea y pasa por encima de algunos fundamentos samuráis, también escrito pista occidentales.

  5. Andrés says

    El relato que propongo no es una novela, sino un comic en la tradición franco-belga (BD): “Kogaratsu”, de Michetz y Bosse (trece + 1 volúmenes publicados a la fecha). El personaje epónimo es un ronin que viaja por el Japón del siglo XVII ofreciendo sus servicios. Hay muchos otros comics y mangas con temática samurai, pero por éste siento personalmente una especial simpatía.

Deja un comentario