Literatura japonesa, Reseñas
Leave a comment

‘La casa del álamo’, de Kazumi Yumoto

La casa del alamo - Kazumi Yumoto

La noticia de la muerte de un familiar o conocido suele ser, por lo general, un impacto tras el cual se experimentan las más diversas emociones humanas: dolor, tristeza, nostalgia… Para Chiaki, la protagonista de La casa del álamo (Popura no Aki, 1997), de la escritora japonesa Kazumi Yumoto (1959), saber que la que había sido la casera de su hogar cuando era pequeña ha fallecido, le inunda de una serie de recuerdos en los que recupera una etapa de su vida solitaria aunque feliz. Recuerdos a partir de los cuales inicia un viaje hacia el pasado y hacia su niñez.

La historia de La casa del álamo está narrada desde el punto de vista de Chiaki, una enfermera que siente que su vida no marcha como hubiera deseado y que, al enterarse de la noticia de la muerte de la anciana, no duda en emprender un viaje para asistir al funeral. A partir de esta premisa, Kazumi Yumoto sitúa la acción en el pasado, desarrollando la historia de una Chiaki de diez años que vive en un edificio de apartamentos con su madre, aún impactada por la muerte de su padre cuando tenía seis años. A raíz de una enfermedad, la protagonista entabla una relación con la casera del edificio, una peculiar anciana que le confiesa un curioso secreto: guarda las cartas que familiares y amigos escriben a sus allegados fallecidos, cartas que ella se encargará de llevar a los muertos cuando le llegue su hora. Se trata, sí, de una especie de mensajera de los muertos que afirma que iniciará su tarea cuando el cajón esté lleno.

La protagonista de La casa del álamo emprende así un viaje no sólo físico hasta la ciudad de su infancia, sino también mental a través de los recuerdos. La estructura de la novela se articula, por tanto, en dos planos narrativos que presentan a la Chiaki de diez años que asiste a descubrimientos como la muerte, el amor o la amistad, y a la Chiaki adulta que examina su vida y a dónde le ha llevado el devenir de los años.

Como en las otras dos novelas de Yumoto traducidas por Nocturna Ediciones hasta ahora (Los amigos y Viaje a la costa), la escritora japonesa vuelve a sumergirse en algunos de los temas que caracterizan su obra: la niñez, el paso del tiempo y la vejez, la muerte o la nostalgia.

Chiaki, como los pequeños protagonistas de Los amigos, se enfrenta a grandes cuestiones vitales desde su mirada cándida y perdida de la niñez, construyendo así un libro tierno y cálido que se disfruta por su falta de pretensiones y sencillez. Un libro optimista que examina la relación de las personas con la muerte de sus seres queridos, sin grandilocuencia y con un tono casi ingenuo que permite empatizar con su sencilla historia.

Ficha bibliográfica

Kazumi Yumoto, La casa del álamo (traducción de Rumi Sato), Madrid, Nocturna Ediciones, 2017, 178 páginas.

Imagen de portada Ana Oncina.

Deja un comentario